Experto entre nosotros: Fusión Economía y Nutrición



Economía / Nutrición

El Alcohol, quizá el producto más regulado por la ley ¿y por las personas…?
La palabra “Alcohol” es tan común de escuchar, especialmente en celebraciones, que tal vez nos hayamos olvidado de que es, en realidad, el etanol o alcohol etílico, el tipo de alcohol que se consume regularmente en bebidas alcohólicas.
Este etanol, es una sustancia que es nociva sólo en grandes concentraciones en el organismo, y, sin obviar el hecho de que hoy por hoy se considera legal, tiene ciertas restricciones tanto de venta como de consumo, o lo que es lo mismo, de oferta y de demanda. De oferta, hallamos el decreto de la Ley Seca, y la prohibición de venta a menores de 18 años (para el caso de Colombia), mientras que por la demanda existen prohibiciones como las barreras morales que establecen las religiones o las prohibiciones que hacen los médicos a aquellas personas que sufren problemas en el hígado, corazón o el cerebro, los cuales son los órganos que más ataca el etanol.
Aunque, si bien el etanol tiene detractores, también tiene muchos aficionados, y es por ello que se le da un tratamiento especial hoy en día. Es tan crucial éste tema en la sociedad, que hay multinacionales de alcance global produciendo muchísimos tipos de bebidas alcohólicas que varían en sabor, aroma, color, pero en el aspecto que más se distinguen es el qué tan rápido embriagan, entendido como los “grados” de alcohol que tiene.
Y es éste último aspecto el que más podría sobresalir si alguien se dedicase a consumir alcohol responsablemente, midiendo tanto la concentración de alcohol como la cantidad a consumir, pero ¿ocurre realmente así? Porque no mucha gente parece hacer las cuentas necesarias para hallar ese nivel óptimo de alcohol que lo acredite como “responsable”…Pero no podemos culpar a la gente de no medir su consumo, cuando se trata de un componente tan aleatorio, y difuso, como el hecho de que el nivel de embriaguez dependa de:
  • Qué tan rápido se produjo el consumo de la bebida
  • La tolerancia del organismo al mismo etanol, como su capacidad de metabolizarlo
  • La calidad de la bebida alcohólica
  • Lo que se haya consumido junto con, antes, y después del consumo
  • La temperatura externa

Así pues, no se trata de medir en cantidades el alcohol a consumir (mucho menos se trata de que todo el mundo sea abstemio), pues no se llegaría a ninguna parte, sino de tener el suficiente criterio, autocontrol y voluntad para ser asertivo en las decisiones al momento de consumir estas bebidas alcohólicas, y pensar en las consecuencias que esto podría tener.

Así, esperamos que nuestros queridos serendipianos tengan algún que otro factor en cuenta si es que deciden consumir estas bebidas alcohólicas, aunque esto no acaba aquí, ¡asegúrate de escuchar nuestra fusión de expertos de Economía y Nutrición en el reproductor que encontrarás arriba!

Experto entre nosotros: Fusión Economía y Nutrición Experto entre nosotros: Fusión Economía y Nutrición Reviewed by Serendipia on octubre 05, 2018 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.